SIGNOS DE NUESTRO TIEMPO San Miguel de Allende, patrimonio cultural

POR: RAYMUNDO ISIDRO ALAVEZ

El hombre es el principal protagonista de la historia. La historia es construida con pensamiento visionario, espíritu creativo y voluntad de acción. El hombre ha modificado su entorno social, hábitat natural, su condición económica y desde luego su circunstancia cultural. Al emplear el término hombre hago referencia a la especie humana, pero sobre todo aquel que se distingue por ser de carácter creativo, aquel que considera que hay circunstancias que no corresponden a la realidad en que se desenvuelve, por ello pugna por cimentar otros escenarios, fundar pueblos o modificar su forma de gobierno, buscar nuevos conocimientos y crear innovaciones tecnológicas.

La ciudad de San Miguel Allende, Guanajuato, debe su nombre a dos personajes prominentes en la historia, uno de sus cronistas dice: 'El nombre de San Miguel de Allende se deriva de los nombres de Fray Juan de San Miguel, fundador de la población y de Ignacio Allende, caudillo de nuestra Independencia nacional'. Este emblemático lugar fue fundado en 1542 por el fraile de la orden franciscano ya mencionado, por su importancia en la economía nacional basado en la agricultura y crecimiento demográfico fue categorizado como Villa de San Miguel El Grande.

En 1826 es denominado San Miguel Allende, en honor al general insurgente quien abrazó los ideales independentista del sacerdote criollo Miguel Hidalgo y Costilla, personaje importante de la historia nacional, por haber iniciado la independencia, gesta que continuaron otros protagonistas de la talla de Ignacio Aldama, Juan Aldama y Juan José de los Reyes Martínez, más conocido por el 'Pipila'. Hombre de gran proeza por haber quemado la puerta de la Alhóndiga de Granaditas.

Cien años después el gobierno federal lo declara por monumento histórico, el mérito de la asignación es por la arquitectura colonial con que están construida los inmuebles del Centro Histórico, con sus calles empedrados, desde entonces ha sido uno de los lugares del Bajío con alto grado de desarrollo económico.

A mediado del siglo pasado su economía se apoyó también por el turismo nacional e internacional, lo mismo que el establecimiento de una fábrica textil, a la fecha es una de las fuentes importantes de sus actividad económica. El prestigio de San Miguel Allende se incrementó a partir de 2008, al ser catalogado por la Organización de las Naciones Unidas, para la Educación, la Ciencia y Cultura (Unesco), con nombramiento de Patrimonio Cultural de la Humanidad.

La importancia económica, el nivel escolarizado de los moradores de San Miguel Allende, ha traído consigo por desarrollo cultural, al grado de tener entre sus edificios importantes es la de Bellas Artes, polígono en donde se exponen cuadros pictóricos de artistas nacionales e internacionales.
Es destacable la atención respetuosa de los conductores de automóviles que dan servicio, lo mismo que particulares al ceder el paso a los peatones, aunado a organismos en la promoción de la cultura, como lo es 'El Sindicato Centro Cultural Comunitario'.

En las instalaciones de este 'espacio Alternativo independiente', en distintos horarios se imparten clases de algunos tipos de bailes, danzas, talleres de música, muestras de teatro, yoga, escritura creativa y se dictan conferencias sobre temas históricos y literarios. Estas actividades son coordinadas por César Arias, José Luis Mendoza a petición de la mesa directiva.

El pasado 7 de enero, en la sala principal de inmueble de 'El Sindicato' fue impartida la ponencia: 'La traducción de obras literarias salvaguarda la Cultural Hñähñu'. El público asistente fue enterado de la importancia de fomentar la lengua hñähñu u otomí para conservar la cultura milenaria de este grupo originario, la etnia aún puebla varias entidades federativas, entre ellas Guanajuato, este estado ocupa el tercer lugar de hablantes, después del Chichimeca Jonás, y el Náhuatl.

El interés de preservar la cultura y el habla de la lengua hñähñu u Otomí en Guanajuato es variado, una de ellas es compartida con la dinámica de la arquitecta Lizette Paola Cruz Garay, quien fue la responsable de hacer las gestiones ante los directivos del Centro Cultural Comunitario y dotar de lo necesario a este ponente para su ida y estadía. La experta en trazos geométricos es consciente de las palabras de la poetisa mexicana Rosario Castellanos: 'Los indios son seres humanos absolutamente iguales a los blancos, sólo que colocados en una circunstancia especial y desfavorable'.