SIGNOS DE NUESTRO TIEMPO El riesgo de ser periodista

POR: RAYMUNDO ISIDRO ALAVEZ


El profesionista incurre en riesgos cuando pone en práctica los conocimientos adquiridos en el estudio para obtener la carrera en la que haya estudiado; por citar dos ejemplos, un médico incide en peligro de enfermar porque adquiere el contagio un virus patógeno, es decir, nocivo para la salud, la contaminación es cuando no toma las precauciones necesarias al momento de auscultar un o una paciente. El arquitecto está en peligro en la medida de no tomar debida cautela y resbala al estar en lo alto de una construcción, estos peligros causan daños en el profesionista, a veces daños simples, otras son irreversibles y en grado extremo es hasta la muerte.

Toda profesión tiene sus riegos cuando se ejerce con vocación de servicio o por ética profesional, en la situación del especialista en medicina, en dotar de salud y por revisar al paciente. Con respecto al arquitecto es la de revisar él mismo los trabajos efectuados en las alturas de un inmueble. Más estas revisiones las tiene que hacer porque son de su responsabilidad y acata los peligros ligado a su trabajo, con tal de dar seguridad a sus pacientes o clientes. En fin, todo trabajo tiene riesgos, sea en la producción de un bien, el manejo de algunos compuestos químicos, en el uso de la tecnología, o descuido en la manipulación de fuentes de energía. Estos daños son por accidentes, nunca son premeditados.

Por esas razones de riesgo se valora el desempeño de todo profesionista, en esta vasta clasificación de trabajo está incluida la del periodista, los riesgos que comete el informador es la de avisar a los lectores sobre el descubrimiento de la ciencia, adelantos causados por la tecnología, los destrozos originados por fenómenos naturales, actuación de grupos de personas que inciden en la tranquilidad social, del quehacer de la clase gobernante, del comportamiento de un individuo que perjudica a la sociedad. Entre otros temas de importancia.

Hace cuatro semanas al revisar el contenido de un periódico escrito en el idioma inglés, encontré la desagradable noticia de que México es uno de los países en donde han asesinado a un considerable número de periodistas, el diario daba la cifra de un centenar de comunicólogos privados de la vida, la cantidad aportada es a partir de 2000 a 2015, ahora algunos diarios nacionales ya dan la cantidad de 103 reporteros muertos en cumplimiento de su deber.

Rubén Espinosa, comunicador gráfico, ha sido asesinado; el occiso prestaba sus servicios a una revista semanal, las razones de su muerte son desconocidas, es lo que manifiestan las investigaciones al momento de redactar estas líneas, hay varias conjeturas, sin sustento para las autoridades judiciales. La comunidad dedicada a la comunicación está indignada porque al cuerpo del hoy occiso muestra señales de tortura. Las marcas de tortura la tienen también las cuatro personas localizadas en el inmueble ubicado en prestigiosa colonia del Distrito Federal.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos, (CNDH) pide a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal que continúe en las investigaciones para dar con los responsables, es también la petición de varios compañeros en el oficio de la comunicación. El Papa de la iglesia Católica Juan Pablo II nos legó la siguiente máxima: 'La verdad y la solidaridad son dos elementos claves que permiten a los profesionales de los medios de comunicación en convertirse en promotores de la paz'.