SIGNOS DE NUESTRO TIEMPO La comunidad nacional e internacional en la indignación, por los sucesos en el estado de Guerreo

Los fatídicos sucesos que han sucedido en los últimos días en el Estado de Guerrero han puesto a México bajo la lupa de la comunidad mundial, corresponsales de los medios de comunicación impresos han realizados entrevistas a familiares de los desaparecidos, los consultados emiten palabras llenas de esperanzas de ver a sus hijos, creen que un día aparezcan con vida. Sin embargo, pasan los días y las esperanzas se diluyen. Pero tampoco han encontrado los cuerpos de los victimados físicamente, como tampoco han localizado a los homicidas.

La crisis de inseguridad, lo mismo que pérdidas de vidas humanas, situación en que ha vivido por años esta entidad federativa, varios de sus ciudadanos ya están acostumbrados a estos acontecimientos, porque así lo han padecido por décadas, los muertos han sido por razones sociales, problemas de tierras y también por causas de tipo cultural, es decir, el guerrerense se caracteriza por su carácter impetuosos, en cierta forma también influye el medio natural en donde se desenvuelva y así los ha forjado.

Lo que sí se sabe es que en este trance hay culpables, uno de ellos, el presidente municipal de Iguala Guerrero, al no conocer las peculiaridades psicológicas de la policía bajos su control para realizar esta represión, el edil hoy es un prófugo de la justicia, para no responder los cargos por abandono ante estos acontecimientos. También hay descalabrados en el ámbito político, porque el ex Secretario de Salud ha sido renunciado, el mismo gobernador Ángel Aguirre Rivero, quien está en la cuerda floja por el mismo partido que lo postuló como candidato a la primera magistratura estatal.

De acuerdo a la información en el momento de redactar esta entrega, sólo una porción de las diferentes corrientes que integran el Partido Democrático Nacional (PRD), este grupo es el que comanda el presidente nacional de este partido, Carlos Navarrete lo apoya, los segundos han pedido su renuncia, en tanto que otros proponen que solicite un permiso para ausentarse en sus funciones en tanto pasé el vendaval.

Un avezado generador de opinión ha preguntado al presidente de la república Enrique Peña Nieto sobre la posición con respecto al gobernador Rivero, "¿que se vaya o se quede el gobernador?". El presidente contesta "Esa es una definición propia de allá". Esta respuesta en forma elegante ha dicho que eso lo arreglen allá (Estado de Guerrero), tal respuesta puede interpretarse como evadir su responsabilidad, lo cierto es que de acuerdo al sistema político en la que está inmerso México que es el federalismo, no le compete decidir el futuro del gobernador, esta decisión es a cargo del Congreso local y de la ciudadanía guerrerense.

El sistema político conocido por federalismo tiene sus convenientes, entre estos, es que el poder político se reparte entre el estado central, en este caso el gobierno federal, y sus diferentes partes confederadas que son con estados encabezados por el gobernador de la entidad, en cada estado tiene sus propias leyes, aparte de las leyes federales, de esta manera no se da el poder centralizado que puede tener sus vertientes deshonestos. Los inconvenientes del federalismo en lo que se refiere a los recursos económicos, en su reparto no se toman en cuenta a muchos estados y tampoco se les da el recurso necesario, porque estos se canalizan a los estados con mayor desarrollo industrial y cultura.

El ejecutivo federal es respetuoso con la forma de administrar de cada gobernador, sin embargo, de las políticas erráticas del gobierno local también lo incluyen a él (presidente), en este caso, de lo que ha sucedido en el estado de guerrero, siendo que este desatino es responsabilidad de los partidos proponentes al actual gobernador Ángel Aguirre Rivero, son culpables sus colaboradores más cercanos encargados de la seguridad y de quien lleva a cabo la riendas de la política local. Bien apunta el dicho popular: "unos la hacen y otro la paga."

Lo malo de estos desatinos o negligencia de Aguirre Rivero lo tiene que padecer la población en otras entidades, en las ciudades en donde se concentran las escuelas de nivel superior, porque algunos alumnos han optado a emitir su apoyo y solidaridad con marchas, manifestaciones, pidiendo la aparición de los estudiantes de los estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa. También, los indignados jóvenes, lo mismo que familiares de los desaparecidos claman justicia para los responsables, algunas personas se preguntan si esta petición se hará realidad o sus aclamaciones caerán en oídos sordos. Estaremos pendientes.