SIGNOS DE NUESTRO TIEMPO La obligación del Estado en la reformas

El Estado es entendido desde la mira de la Ciencia Política, por el conjunto de instituciones, es la suma de leyes que reglamentan la actuación de los ciudadanos, estas ordenanzas tienen por objetivo el normalizar el funcionamiento de la misma sociedad, para mantener el control de las condiciones económicas, ideológicas; jurídico?políticas y asegurar la convivencia de una clase social sobre otra. El tipo de Estado va a estar determinado por sus relaciones de producción, es decir, por su estructura económica; así es como se perciben los diferentes tipos de Estados en que transita porciones de la humanidad que comparten un espacio geográfico para crear una nación.

La creación del Estado tiene como objeto resguardar los derechos de los individuos, porque donde no hay poder común, la ley no existe, donde no hay ley, no hay justicia que atemorice a todos, luego entonces, los hombres se encuentran en una guerra de todos contra todos. Por eso, es necesario conservar vigente la autoridad del Estado sobre los individuos, para que los organicen, los controlen, con normas, reglamentos, leyes para ser aplicada a los pequeños grupos, con el fin de que ningún grupo tenga el mínimo poder sobre otros y tampoco otros tengan más poder. Es así que la institución estatal limitará las pasiones individuales o de grupos que amenazan con trastocar la estabilidad política de una entidad federativa o de una nación.

La estabilidad política social y seguridad social aparece como un orden de convivencia en la misma sociedad, organizada y estructurada por un conjunto de instituciones, que poseen fundamentos jurídicos para aplicar coacción (imposición) a todos los agresores de esta estabilidad política y social. El Estado está vinculado al orden social, el Estado padece todo lo que se suscita entre los grupos sociales, le afecta en su cometido, la obligación del Estado es dar las condiciones óptimas para una vida mejor, si la sociedad desaparece, el Estado también se esfuma. En palabras del jurista, académico, político mexicano de nombre Andrés Serra Rojas: "El Estado es un orden de convivencia de la sociedad políticamente organizada, es un ente público superior, soberano y coactivo."

La indagación histórica ha puesto bajo la luz el desempeño de las actuaciones de gobernantes de México, lo mismo en otros Estados nacionales, unas han sido negativos, en tanto que otros benéficos, esto ha dependido de la cultura política de sus ciudadanos y la asertividad de las medidas políticas aplicadas en cada una de ellas, de la habilidad del gobernante, de la participación y habilidad política de sus colaboradores. A fin de cuentas el gobernante es el responsable de conservar el buen prestigio o ser injuriado por su mandato.

Las sociedades cambian porque la mentalidad de sus integrantes también están en mutación de acuerdo a las circunstancias, tratar de mantener algunas leyes, que si bien sirvieron en otro tiempo, esto es debido a las imperantes condiciones sociales, políticas y culturales en que se aplican, sin olvidar que las personas, las instituciones y el Estado mismo se ubican en la pátina del tiempo, de acuerdo con el diccionario, pátina es: "distinción u otra cualidad que adquiere alguien o algo con el tiempo".

Las condiciones por la que atraviesa un país se arregla con argumentos de sustento, con razonamientos de la clase política, el principio elemental del hombre es ser racional, su actuar no es solo de caprichos, de complacencia de unos para tratar de quedar bien con sus seguidores quienes están confundidos porque les han embrollado su pensamiento. Estancarse en el tiempo, en la forma de una gobierno ya pasado, se limita, se enclaustra, lo que significa perjudicial para la civilización, por consiguiente, la reforma energética es indispensable y necesaria.