Un Valle de grandes cambios

Un Valle de grandes cambios

Desde hace decenas de años el choque frontal entre diversas corrientes ideológicas han desdeñado y retrasado la instauración de empresas, y la diversificación de las actividades económicas de la población económicamente activa en el Valle del Mezquital.

Sin duda este encono entre grupos de poder, han producido empresas con mucho potencial turístico, pero sí en el momento de la toma de decisiones, las voluntades encontradas hubieran optado por el bien común y dejar a un lado intereses mezquinos y personales, ¿En este momento, Ixmiquilpan tendría una economía diversificada y productora de satisfactores y bienes de producción?

El momento histórico que vive el país, donde el grueso de la población está compuesta por jóvenes-adultos, con un promedio de edad que oscila entre los 25 y 35 años, aunado a la alternancia de un gobierno emanado de las filas de un partido con una madurez política, que está en busca de la unión entre los mexicanos, con una firme visión de reestructurar el país con responsabilidad y respeto. Esta forma de ver el futuro, un pensamiento que permea la actitud e ideología de millones de los mexicanos. ¿Esta ola de cambios debe difundirse e impregnar el actuar de los habitantes del Valle del Mezquital y de todos los mexicanos?, al igual que millones de mexicanos yo creo que sí, estas actitudes en las que se escudan líderes mesiánicos; como lo son los usos y costumbres, - interpretaciones erróneas de nuestra riqueza cultural y de la leyes ? que van en contra del Estado de Derecho, deben evitarse y erradicarse de nuestro actuar y pugnar por la unidad, desarrollo económico y paz social por encima del encono y la violencia.
?
Si miramos hechos recientes, nos podemos dar cuenta de que ha habido una gran participación política y social por parte de la juventud mexicana; que tenemos la meta y el compromiso de cambiar de una manera positiva nuestro país, estos movimientos de conciencia social basada en el razonamiento y el respeto mutuo son una vía para el cambio social que necesitamos.
?
La suma de sinergias y el llamado a la unidad entre todos los sectores de la población es el camino, dejando atrás recelos y mostrando madurez por una sociedad más igualitaria y prospera. Sabiendo que la sociedad, solo va a cambiar, si empezamos por nosotros. Es el momento de actuar, de plasmar nuestras acciones positivas en la vida cultural, económica, social y política del país.
?
Como lo dijo Denisse Dresser ?Tanto por hacer. Tanto por cambiar. México no es el país de los diputados, los gobernadores o los burócratas. Es el país de uno. El país nuestro?.